Review: Atomic Robo

1Hola raza  ¿Cómo están todos? aquí estoy de nuevo con una reseña mas, y hoy toca el turno a “Atomic Robo”; escrito por Brian Clevinger y con dibujos de Scott Wegener, publicado por Red5 “Atomic Robo” es un cómic de ciencia ficción, fantasía, steam punk, aventura y sobre todo comedia, y nos narra las aventuras de Atomic Robo, un androide con inteligencia artificial creado por Nikola Tesla en 1938.

Robo quien tiene una personalidad bastante jocosa, trabaja para una agencia secreta de los EE. UU. Cuyas misiones constan en infiltrarse en las bases secretas de los nazis y echar a perder su planes de dominación mundial; en una ambientación muy similar a Hellboy de Mike Mignola, Robo también tiene que enfrentarse a amenazas sobrenaturales muy al estilo de el monigote rojo de Mignola, pero con un tono menos serio y con mas sentido del humor, hacen de este cómic un complemento perfecto para los seguidores de “el chico del infierno”.

Bien, ahora pasemos a la carnita de esta reseña, en la cual hablaremos de el primer número, “Voluntad de Poder”; aquí empezamos con la primera aventura de Robo quien es contactado por un militar de alto rango de el gobierno de los EE. U.U. quien le pide al protegido del Dr. Tesla realice una pequeña misión en el Himalaya, ya que han encontrado a uno de los criminales más buscados el Baron Heinrich Von Helsingard, pero, a pesar de la negativa en un principio, el autómata accede tras una oferta que no puede negar.

4 3 2

Y es así el que gigante de acero, viaja hacia los Himalayas para detener al Baron Helsingard, realizando una maniobra de infiltración, ataque y destrucción de una base secreta de los nazis; en el transcurso de la misión podemos denotar el sentido del humor de Robo, haciendo chistes de casi cualquier cosa, su infiltración y posterior ataque a la base enemiga es de lo más fácil, ya que su cuerpo al estar hecho completamente de metal puede resistir fácilmente las balas de los nazis.

Así es como después de “literalmente”, jugar con los guardias Robo llega al laboratorio donde estaban interviniendo a un viejo Helsingard, quien está realizando un experimento de último minuto al implantarse en sí mismo algo llamado “infusión de Vril”, que parece una especie de tejido, como si se tratase de algún órgano de un organismo extraterrestre, pero no se nos dan muchas explicaciones, lo que si podemos ver es que le otorga al Baron Helsingard un gran poder, afortunadamente, este es uno de esos super villanos que hablan demasiado y es derrotado fácilmente por Robo a quien le es revelado sin querer la debilidad de Helsingard, pero este no muere del todo y a jurado venganza contra el invasor mecánico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s