Review: El Hobbit, la desolación de Smaug.

el-hobbit-2-poster-argentinHace un año, si me hubieran preguntado si valía la pena el dividir la historia de “El Hobbit” en 3 películas siendo que es el libro mas corto de toda la saga, mi capa y mi espada hubieran estado más que listos para defender esta decisión, pero en este momento siento el peso de mis propias equivocaciones. Si tuviera que comparar la primera de esta trilogía con “La comunidad del anillo” las pondría muy cerca y hasta le daría unos puntos más a la nueva. Pero en este caso “La desolación de Smaug” tiene 2 enormes torres que no podrá nunca escalar.

En términos de efectos visuales la película se defiende bien pero creo que sufre de un terrible cáncer que aqueja a las cintas de hoy: el 3D. Quien me conoce sabe que no soy afecto esta técnica de filmación y proyección cinematográficas, pero en este caso a la cinta le estorba. Al director le pareció necesario ponernos abejas tridimensionales que no contribuyen con lo que vemos y sí distraen de la acción. Los efectos de profundidad no resultan efectivos y los climáticos que tanto revuelo causaron en Pacific Rim, aquí no legan ni a adorno, la nieve en el tercer plano no ayuda a crear una atmósfera y es rápidamente olvidada por quien sea que debiera ponerla en toda la escena. Pero para hablar de lo bueno, que es muy bueno, las criaturas tienen un detalle asombroso aunque me gustaban mas cuando era gente maquillada y menos CGI, también los escenarios son como siempre asombrosos y las tomas abiertas son todo un espectáculo. Pero lo que se lleva las palmas en el apartado visual es el Dragón, sí aparece por fin Smaug y desde mi punto de vista es un ejemplo de maestría en diseño y ejecución, de verdad que me impresionaron, pero una vez mas, verlo al lado de algunos efectos menos trabajados crea un contraste que distrae demasiado.

Las actuaciones al igual que la primera vez muy bien logradas, algunos enanos tienen ahora un poco mas de protagonismo y podemos conocerlos más, dándoles a los actores un mayor reto y por ende unas cuantas escenas muy disfrutables. Evangeline Lilly como Tauriel hace un trabajo muy decente y es el atractivo visual para nosotros los caballeros en todas sus apariciones, mi única queja (porque tengo que tener alguna) es que nos recuerda demasiado a Arwen, a pesar de ser un personaje muy diferente su parecido es innegable y su historia (dicho sea de paso completamente agregada) presenta paralelismos con la de Arwen también. No entraré en detalles para no hacer spoilers. Ian Mc Ellen genial como siempre, Orlando Bloom… ok ya sé que no tenía nada quehacer ahí, pero nos dá buenos momentos de acción y un Legolas… DEMASIADO MADURO! Perdonen esta queja berrinchuda de fan, pero pasamos de un muchacho arrojado y algo juguetón a un personaje unidimensional que parece actuar siempre en nombre del deber. Han pasado los años y es obvio que Orlando crecería pero la diferencia es demasiado notoria. En mi opinión su aparición debió ser solo un cameo. Un actor que siento completamente desperdiciado al igual que su personaje es Stephen Fry, un actor de su carisma y talento se ve muy relegado atrapado en un mar de subtramas y no se logra explotar su potencial, no nos queda mas que esperar a la tercera a ver si mejora. Lee Pace como Thranduil fue otro punto negativo con un personaje unidimensional y plano y una actuación que si me disculpan la sinceridad me pareció mediocre. Quizá estoy muy acostumbrado a Elrond pero de verdad creo que un Rey elfo tan pomposo y falto de criterio resulta caricaturezco para la historia que estamos presenciando. Eso sí, quien se ha ganado mi respeto (no lo tenía, aunque no lo crean) es Benedict Cumberbatch quien interpreta las voces de Smaug y de “the necromancer” (no spoilers) y la verdad es que nunca imaginé la maestría con la que maneja los papeles, ¡un aplauso al señor! de hecho solamente por eso podría decirles que ignoraran mis quejas y vieran la película.

En el ramo del guión, debo de hablar al mismo tiempo de la adaptación, es MUY claro que esta segunda entrega de la trilogía quiere alejarse del pintoresco humor de la primera y parecerse más a la trilogía original… y este es el mayor fracaso de la cinta. Nunca fui purista al hablar de adaptaciones, pero en este caso, se incluyen una montaña de subtramas llevadas a medias que distraen del problema principal y no llevan a nada en su mayoría, otras si bien incluyen a la historia escenas que muy probablemente todo fan de los libros quería ver, crean hoyos en la trama y con la conexión a la trilogía original. además, y como insulto final, el guionista añade al diálogo los mas obvios e insulsos one liners de la historia del cine. Esas típicas escenas en que un personaje hace una pregunta obvia y se la responden con 3 segundos de retraso ya son de por sí comunes, sin tener que hacerlas tan frecuentes y obvias. Seguramente el lector podrá como otros hemos podido, decir las líneas de diálogo al mismo tiempo que el personaje sin haber visto antes la película.

En la experiencia general, ver esta película resulta un poco aburrido, la verdad es que la trama se pierde tanto y tantas veces que uno deja de esperar el desenlace, más de una vez uno supone que está mirando el último acto. Pero reconozco que cuando tiene que ponerse emocionante suele lograrlo al igual que tiene bromas bastante graciosas y nunca fuera de lugar. Se siente el peso de la trama añadida y empezamos a desear tener un botón de “fast forward”, honestamente no es terrible, pero sí queda muy corta a las expectativas, lo mejor para ir a verla es disfrutar los combates, los escenarios y el entorno fantástico, sin olvidarnos de Smaug (la verdad, por mucho lo mejor de la cinta y tuvo suficiente tiempo en pantalla para permitirnos un rato para admirarlo). No vayan esperando honores al libro ni que las tramas añadidas sean novedosas, profundas o épicas.

Tres leviatanes de un total de cinco. Soy fan de la franquicia así que les doy derecho a dudar, podrían ser 2.

Anuncios

3 comentarios en “Review: El Hobbit, la desolación de Smaug.

  1. Para mi la peor de toda la franquicia, por mucho

    El momento final ‘Dol guldur’, y el momento ‘fragua’ horribles, simplemente horribles, pero por fortuna, Smaug se lleva la pelicula, y durante esos momentos se nos olvida todo los momentos insufribles que tuvimos que soportar… aunque tengo opinion dividida, me encanto Smaug, pero yo lo tenia en mi cabeza algo muy diferente, y creo que ‘mejor’… queria ver a un dragon totalmente dorado, con esmeraldas, rubies, oro y diamante incrustados como lo dice la descripcion : /

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s