Editorial 7. Con-su-mismo.

Este muy especial editorial navideño va dedicado a toda la gente que ha mantenido vivo el blog en estos complicados días decembrinos. También quiero dedicar un saludo muy afectuoso a todos los que lo siguen y comentan, pues con eso siguen ayudándonos a mejorar.

Editorial_7_4

Las probabilidades indican que si se publica un artículo sobre consumismo cerca de Navidad, se trate de una crítica hacia la costumbre de gastar el poco dinero que tenemos en regalos para otros o hasta para nosotros mismos, y sí, algo hay de eso, pero más que analizar lo mucho que consumimos, analizaremos ciertas formas de hacerlo que podrían ser mejores.

Está claro que no vamos a dejar de consumir como locos muy pronto, y de hecho, muchos cuentan con que sigamos así. Muchas de las industrias que amamos y apoyamos se mantienen de sus ventas de temporada más que de lo que venden el resto del año. Y de cierto modo esto las lleva a sacar sus productos mas atractivos por estas fechas, y nótese que dije atractivos, no buenos ni útiles.

Algunos de los regalos mas populares así como caprichos personales, son los teléfonos celulares y tablets. Hace algunos años cada pequeña cosa nueva con respecto a estos aparatos parecía una buena razón para cambiar de modelo. Está bien, estoy jugando, desde la invención de la tablet poco o nada ha cambiado en este mercado. Tenemos cada vez mejores procesadores y cámaras de más megapixeles, ahora los teléfonos tienen cámaras delante y atrás, pero todavía queda por discutir si estos ligeros cambios pueden llegar al status de innovaciones. ¿Vale la pena comprar un nuevo modelo de teléfono por un detalle tan pequeño?

No puedo negar que tratándose de tecnología más reciente es siempre mejor, los teléfonos se devalúan deprisa y se hacen obsoletos en sus sistema operativo con la misma rapidez, y esto se debe a que si compramos un teléfono que salió hoy al mercado, el nuevo modelo estará a la venta en el tiempo que nos tome sacarlo de la caja. Para muchos es entonces momento de cambiar su aparato, y si les preguntamos por qué es muy posible que no obtengamos una respuesta satisfactoria. Para los detractores de Apple es muy fácil utilizar el ejemplo del iPhone, un teléfono tan pero tan poderoso que debería de hecho durar más, pero 2 veces al año sale un modelo nuevo y muchos leales clientes lo adquieren. Pero si tomamos un Iphone 4S y un 5, no encontraremos demasiada diferencia, sí, es posible que el nuevo modelo se… no sé un poco mas grande o unos cuando hertz mas veloz, pero ¿hay algo que puedas hacer con el 5 que no pueda el 4S? ahora bien esto no es exclusivo de Apple, recientemente Samsung creó su propio celular de renovación obligatoria llamado Galaxy S. Ni bien había salido la tercera versión la cuarta ya estaba en los anaqueles. de hecho esta navidad y gracias a promociones y ofertas, pude presenciar un “unboxing” de un S4 por parte de un dueño de S3, admito que el aparato es muy bonito y muy poderoso, pero su S3 es apenas un poco menos bonito y muy poco menos poderoso. Ok, cada modelo nuevo de celular ahora trae algún Gimmick (siento un deja vu…) como que ahora los videos se detienen si no los miras. Espero que eso se desactive porque muchos usamos el Youtube simplemente para escuchar música.

Yo lo pienso de esta manera, un S3 en su momento podría costar de 7,000 a 10,000 pesos mexicanos y el S4 de 8,000 a 11,000, (es un ejemplo nada mas, los precios varían demasiado) y la diferencia de precios parece poca, de modo que si no tienes un celular quizá la mejor opción sea el mas reciente, pero si ya tienes un S3 debes considerar que vas a pagar precio completo, no se trata de una actualización ni de pagar la diferencia, estar al día puede costarte de 15,000 a 21,000 pesos en un solo año. Vender el anterior es una buena idea para ayudar a pagar, pero siempre recordemos la velocidad a la que se devalúan los aparatos. No estoy diciendo que uno no debe renovar su hardware en telefonía, pero si vas a comprar lo último de lo último hazlo precisamente para que pueda durar hasta 3 años antes de que la obsolescencia programada lo alcance y sea necesario renovar. De otro modo y por triste que suene, solo estarás lanzando dinero a un pozo en aras de presumir. Y la verdad, ganas muy poco.

OH POR DIOS!!! UN MILÍMETRO DE DIFERENCIA!!! TENGO QUE TENERLO!

OH POR DIOS!!! UN MILÍMETRO DE DIFERENCIA!!! TENGO QUE TENERLO!

Yo mismo me he dejado llevar por la manía de tener un smartphone lo mas novedoso que me permite mi bolsillo y aprendí algunas lecciones. una de ellas es que siempre debes de tener en cuenta si lo que quieres lo quieres por ser muy útil, por ser muy divertido o nomás por la calentura. Mi primer Smartphone fue un Huawei u8350. El cual cambié debido a que me molestaba que estuviera limitado por su poco poder y que no pudiera usar ciertas aplicaciones, hoy lo recuperé.

huawei-u8350-white

Y es que aunque no esté muy de moda eso, el teclado querty sumado a la pantalla touch en android 2.2 resultaba muy cómodo y muy práctico para lo que es un teléfono: comunicarme. Definitivamente no puedo jugar a gusto angry birds en su mini pantalla y los videos se ven pequeños y muy lentos, por eso quise algo mejor, pero cuando tuve un smartphone completamente Touch y bastante poderoso, caí en cuenta, ahora podía jugar de todo, hasta injustice gods among us (que terminó siendo bastante malito) y pude hacer mil cosas divertidas, pero nunca sería ni remotamente tan cómodo escribir. Tal vez soy solo yo, pero los teclados touch me obligan a ponerles toda mi atención para escribir mas o menos correctamente y mus pulgares de salchicha convierten un “hola” en un “jklasd” y el autocorrect no hace milagros. Para mi desgracia no he encontrado nada que me ofrezca las 2 cosas, así que al parecer tendré 2 teléfonos en lo futuro, uno para comunicarme y otro para divertirme. (Lo bueno que no tengo que pagar por ninguno de los 2 xD).

El mundo de los videojuegos no es muy diferente. Ya le dediqué otro editorial a la falta de innovación en este campo, pero solo diré que pagar 8,500 pesos para jugar Call fo Duty otra vez me parece demasiado.

Desde la invención del iPad la innovación en la tecnología que consumimos como locos se ha detenido, a veces parece que dará un salto adelante, pero lo que hace es brincar en su lugar gritando “mírenme”. Ok, el nuevo iPad es mas delgado que un lápiz… sí es genial, bien por ellos, pero de verdad alguna vez tuvieron que exclamar: “¡Carajo! no puedo hacer nada con este iPad tan grueso!” Nadie que yo conozca. Google trató de innovar olvidando completamente que la gente no quiere andar por la calle con una molesta muestra de vanidad en la cara, Google Glass resultó como otras muchas cosas, una forma más incómoda y vergonzosa de hacer lo que ya hacemos, pero eso sí, se anunciaba como si gracias a eso fuéramos a convertirnos en millonarios fanáticos de la aventura. Si yo fuer a saltar en Bungie de la torre Eiffel lo que menos querría es tener unos lentes puestos, y la verdad es que el resto del mundo puede irse a la mierda si quiere ver un video de eso grabado con Google Glass, yo si aprecio mis ojos y no voy tampoco a arriesgarme a tirar un aparato de varios cientos de dólares al suelo desde la cima  solo para actualizar mi estado en google+.

La gente en este video está viviendo la vida, ¿para que querría tanta distracción?

Pero por lo menos aún no es un éxito comercial si es que algún día llegará a a serlo. Entre tanto, todo el mundo sigue con su mismo teléfono con sus mismas funciones, por mucho que lo cambie.

Anuncios

Un comentario en “Editorial 7. Con-su-mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s