Secuencialidades Nerdgásmicas: Cursed Pirate Girl

 

La paciencia es la más heroica de las virtudes,

precisamente porque carece de toda apariencia de heroísmo.

Giacomo Leopardi

Un puto año.

Un puto año es lo que tuve que esperar para poder tener esta novela gráfica. Sé que puede parecer en extremo ridículo, pero puedo jurar y perjurar que para alguien que tiene en standby una tesis (aún indefinida) que gira en torno a esta forma de arte un año es una exageración.

Obviamente la primera vez que lo vi me dio un nerdgasmo. Hace un tiempo compré un libro que me llamó la atención “Caricatures of the peoples of the British Isles by Tim Clayton”. Tenía planeado que el libro fuese para un maestro, pero siendo sincera a mi me iba a servir más que a él con sus ideas de pinturas psicodélicas y explicaciones baratas y parsimoniosas durante sus horas de clase; no señor, este libro no es para un ente tan desabrido como usted muchas gracias, este libro es mi auto-regalo y usted se chinga. Sabia decisión porque al año siguiente de comprar el libro caí en cuenta de lo mamón que era el tipo, así que no me arrepiento de haberme quedado con el ejemplar ¡score pour moi!.  Y bien ¿Qué qué tiene que ver con Cursed Pirate Girl?

 

French Liberty. British Slavery,

(ancestro del meme “First World Problem”)

1793, Grabado

James Gillray (1757 – 1815)

French Liberty básicamente era uno de entre cientos de caricaturas sobre la revolución francesa que circulaban por aquí y por allá. Pero más importante aún: el 21 de Enero fue decapitado Luis XVI, Maria Luisa sigue el rastro de su marido en la cesta el 16 de octubre del mismo año, por último a la muy conocida Madame du Barry (amante de Luis XV) le hacen partícipe del honor a su testa de la que participaron el rey y la reina de Francia a sazón de lo cual es decapitada a finales de año el 8 de Diciembre. Pura simbología señores: 3 de los más grandes símbolos de la decadencia francesa habían caído, y la decadencia francesa no era mas que una decadencia del barroco. Y no, no les mandó cortar la cabeza la reina roja por si se lo estaban preguntando…

No logro comprender del todo por qué tengo tantos conocidos informados en el mundo de las “bellas artes” que cuando menciono “X” obra del barroco lo primero que dicen es cómo lo detestan. Realmente no lo entiendo, a mi se me hace hermoso; las composiciones y los maestros de la música de la época, el tenebrismo de De LaTour y Caravaggio (esas pinturas con fondos negros con puntos de luz muy focalizado) o el preciosismo pictórico de lo cotidiano de Vermeer (Scarlet Johannson hizo una película del pintor donde sale portando esos típicos sombreritos holandeses y fornicando con Cillian Murphy. La película en cuestión se llama “La chica con el arete de perla”… sé que algún alma solitaria me lo podría agradecer cuando tenga insomnio o le agobie la soledad y solo tenga su propio ser como único consuelo. La película no es muy explícita pero anda, ¡es Scarlet Johannson!). Todas esas obras me provocan una curiosidad terrible por las extravagancias de la realeza Francesa y me hace pensar “joder, el poder no ha cambiado… pero podría jurar que antes los aristócratas eran mucho más cultivados que ahora”.

Con el tiempo el odio al arte barroco se hizo algo enseñado, cultivado y hasta deseado… aún en nuestros tiempos hay que ser sinceros. El barroco llegó a representar todo tipo de exceso indeseable y posible. ¿Por qué sobre-cargas la pintura de elementos? ¿Por qué tanta jodida línea? ¿Por qué tanto color? Toda técnica y forma visual tiene una particular dificultad y el hecho de que por su excesividad el barroco luzca exageradamente complicado no quiere decir que el minimalismo (si no saben qué es y son fanáticos de la cultura japonesa… me tientan a decirles que se tiren a un pozo) o el expresionismo abstracto (Pienso en Mark Rothko con sus cuadros de colores degradados y fuertes líneas… ¿no saben quién es? lo acabo de describir, hace degradados de colores en los cuadros, utiliza pocos colores pero su obra irradia un “no sé qué que qué sé yo” desconcertante, su pintura más famosa probablemente es “naranja y amarillo” y hasta los simpson han parodiado su obra) sea menos complicado, solo indica que se arma de complicaciones que antes no había encontrado.

¿Y todo esta madre para qué?

Porque son muchos los que se han aventurado en las diferentes ramas de las bellas artes a explorar y explotar los vestigios del barroco y no recuerdo ninguna época o persona con excepción de la época victoriana cuyas artes decorativas son practicamente un romanticismo-realismo-barroco (favor de buscar “steampunk” para una referencia más rápida) que lo haya logrado con tanto éxito hasta estas fechas como Jeremy Bastian. Tú. Maldito Cabrón. Te I love you.

El pez que se escapó

(Conocido también por “¡Aaay weeeey!” ó

“¡qué pinche hueva con el dibujo!”)

Cursed Pirate Girl, Vol. 1

Pag.2

Jeremy Bastian

Alejandro Magno increpaba a un pirata que había capturado

echándole en cara su profesión.– Soy pirata – se oyó responder

– porque no tengo más que un barco. Si tuviera una flota,

sería un conquistador. Alejandro le dejó en libertad.

Carlos Fisas.

***** SPOILER ALERT!! ***** Si no quieres saber del primer capítulo salta hacia el final del spoiler. Si te vale cake puedes seguir leyendo con entera tranquilidad. *****

La historia de Cursed Pirate Girl gira alrededor de 2 niñas. Al comienzo de ésta nos centramos en Apollonia quien es hija del Gobernador Maygun de la isla de Jamaica. La locación: puerto Elisabeth en el año de 1728. Apollonia no es más que un prototipo típico de la hija de un gobernador de Jamaica: es la niña de rizos dorados de un papá insufrible y digno de los valores estéticos de la época… y está obsesionada con los piratas. Es precisamente ésta obsesión la que más adelante le provocará no solo serios problemas sino también verdaderos traumas.

Bueno pues un buen día “poppa” Maygun lleva a su hija de paseo mientras ultima detalles para la fiesta de cumpleaños de su nena. No es nada del otro mundo hasta que más adelante menciona que recibirán la visita de su Excelencia, el Príncipe Povy. En palabras del gobernador “Todo tiene que salir perfecto”. Well… fuck! Es en este paseo que Apollonia conoce a  “Cursed Pirate Girl”, antes de que lo digan, sí, al parecer se llama así aunque quepa la posibilidad de un caso tipo “Beatrix Kiddo” por lo que por de mientras la llamaremos “La Chica Pirata”. No, ya sé que no es bonito, pero es lo más práctico que se me pudo haber ocurrido. Bueno, ¿adivinen qué pasa? La Chica se pone a pelear con unos mocosos y Apollonia presencia la escena. Aquí atestiguamos la primera excentricidad tan típica de los piratas de la historia: al terminar la pelea Apollonia pregunta a La Chica dónde aprendió a pelear de esa manera, a lo que la chica responde que su papá pirata (inserte chiste de comercial aquí por favor) le enseña a pelear en sus sueños. En una segunda visita de Apollonia a la Chica pirata logramos saber que ésta esbirra nunca ha conocido a su papá, lo único que sabe de él es que es un pirata de los Mares de Omerta (palabra designada para el codigo siciliano de silencio, muy parecido al “plata o plomo” mexicano y que radica en un simple “te callas o te mueres”) y confiesa a Apollonia (de un modo muy burlón y que por el momento no podemos tomar en forma muy seria) que está maldita pero le promete entrenamiento y aventuras si la acompaña en la búsqueda de su padre. Mientras tanto el padre de Apollonia está bien consciente de la amistad que su hija ha forjado con la Chica Pirata.

Si ustedes creen que después de estos acontecimientos va a llegar el papá pirata confundiendo a Apollonia con su hija y luego al darse cuenta del error intenta recuperar a su verdadera hija he decirles que mejor vayan y busquen las aventuras de Jack Sparrow. Éste no es el caso.

A decir verdad si sucede una “tragedia” pero que quede bien claro que no es una tragedia de acuerdo a nuestros cánones. Es una tragedia “social” que era muy común de la alta sociedad barroca (con todas las ceremonias teatrales que llegaron a crear los errores no tenían cabida en sus ritos) creanlo, si hubiesen sido japoneses hubiesen hecho “Sepuku” para safarze de la deshonra. Y es que la dulce Apollonia como buena niña mimada y obsesionada con los piratas lleva su fantasía a la mesa… a la misma mesa del Príncipe Povy en forma de un proyectil-manzana (que antes había estado en la boca de un chancho) directo en la cara. ¿Tengo que decir cómo reaccionó el gobernador Maygun?

… Ah si claro. Eso sí tengo que decirlo.

Maygun manda llamar a “Mr Six” (matón/mano derecha del gobernador) quien al llamado de su amo se adentra a una de esas tabernas de mala muerte que tanto salen en películas de piratas y avienta una bolsa de dinero a un hombre solitario en una mesa. Clichés, clichés everywhere. ¿Qué sería de nosotros si en las historias de piratas no tuviésemos esos clichés?

Y en mi caso justo cuando te decías a ti misma “cómo mola el pelo de la Chica Pirata, si yo estuviese en una playa mi pelo se vería como el de Diana Ross”… Sabes que ya valió madre.

¡Pero no os angustieis mis pequeñas campamochas! ¡que todavía falta! Aunque no todo es lindo claro esta.

Pasa lo obvio: atrapan a nuestra estimada heroína. Pero justo antes de meterla en una bolsa aparece un loro que deliveradamente no quise mencionar (soy “pure evil” y vivo al límite) y en últimas instancias termina salvando a la niña (básicamente nos demuestra que la Chica Pirata sí está maldita y el asesino termina tragado por el tiburón qué iba a comer carne de hija de pirata). Sin embargo el asesino logra hacerse de una prueba de la muerte encomendada y mientras tiene a su presa inconsciente logra sacarle un ojo que después de un rato nos damos cuenta que quedó intacto y llegó a “manos” del gobernador. Y así es, tenemos una Chica Pirata tuerta.

El loro que rescató a la Chica se hace llamar “Pepper Dice” y probablemente es el jodido loro más inteligente que pueda llegar a conocer.

Punto y aparte a: Alicia en los Mares de Omerta.

Pepper Dice sabe como llegar a las Omertas y está dispuesta a llevar a Alicia… quiero decir a la Chica Pirata a buscar a su padre con la condición que le consiga un pez muy grande. Después de desilusionarse al saber que no es para comer el loro usa al pez como submarino (¡por favor! si todo mundo sabe la historia de Jonás y como es totalmente posible sobrevivir dentro de un pez, ¡es la única forma de respirar bajo el agua!) y guía a la Chica hacia las profundidades donde está la puerta que la conducirá a los mares donde su padre navega.

Y francamente no creían que les iba a contar todo ¿o si? Esta es la parte en la que comenzamos a divagar nerdgásmicamente…

Los mares de Omerta

Cursed Pirate Girl, Vol. 1

(la versión acuática del agujero del conejo)

Pag. 53

Jeremy Bastian

***************************************** FIN DEL SPOILER *****************************************

Debo de confesar que la historia tuve que leerla 2 veces.

En primera y por obvias razones me atrapó, pero las más que obvias semejanzas con la obra de Lewis Carrol me llegaron a disgustar en su momento. Y ahí va la fatal confesión: hasta ese instante no había leído ni Alicia en el país de las maravillas ni Alicia a través del espejo; no es pues de esperar que la historia de Cursed Pirate Girl no me agradace del todo. De todas las historias que he visto sobre Alicia no ha habido ni una sola que me dejase satisfecha.

Por ello pensé “No, esta vez estoy casi segura de que yo soy la que está mal” y me encontré leyendo las obras antes mencionadas en el momento que terminé la obra de Jeremy Bastian…. Y es así como los milagros ocurren.

No estoy segura de si en dado caso fue que al fin logré captar algo que no había logrado captar con ninguna forma visual de la obra de Lewis Carrol, pero la historia me encantó, dejé de lado todo el sinsentido con sentido, el heroísmo fatuo y las expresiones vacías de los personajes para adentrarme en un mundo mucho más rico y dinámico donde el sinsentido tiene su propia lógica y no la que uno mismo intenta imprimirle. Decidí pues lanzarme en una segunda ocasión en una travesía por las Omertas.

En ésta segunda ocasión encontré nuevos matices que antes no había percibido (sobre todo si mencionamos que los hermanos pez-espada “Haftu” y “Halek” más de una vez me dejaron confundida) y no solamente en el aspecto visual, sino en la narrativa y en la misma historia.

 

Ser Haftu y Ser Halek

(análogos a Tweedledum y Tweedledee)

Cursed Pirate Girl, Vol. 1

Pag. 59

Jeremy Bastian

Si, está bien no es la historia más original jamás creada, tal vez por eso en mi nerdgasdómetro solo llegó a un puntaje de 9 cuando bien pude haberle dado un 10. Ya sé que el dibujo es probablemente lo mejor visto desde hace mucho tiempo y llega como un susurro agradable de pasadas épocas. “Pero es que la historia ya nos la sabemos”. Perdón, ¡pero no mamen! Y es que cuando se trata de historias hay que dejar bien en claro que cuando las mismas son predecibles no se convierten en malas automáticamente. La estructura de la misma es una delicia combinada con lo visual. Las viñetas, los globos, la narrativa y hasta la rotulación te acompañan de una manera muy inquietante a través de la historia. ¡Y qué decir de la edición! La pasta dura, las hojas carcomidas del papel ¡hermoso papel el que eligieron!, el dibujo, la historia. Pueden estar seguros de que tienen ante sus manos un transporte directo a los mares del siglo XVIII.

Es sumamente perturbador sentir la infancia de la Chica Pirata en carne propia. Existen momentos muy propios en los que inclusive te da miedo el futuro de la protagonista después de ver cómo van desarrollándose los hechos en Port Elisabeth aún cuando tú ya sabes cuál será el rumbo que tome la historia. No mencionemos el final o inclusive la historia alterna que se nos presenta al final de cada capítulo y que es la historia de un enano orejas de pescado y un pájaro-pez globo. Es por eso mismo que resulta complicado explicar todos y cada uno de los capítulos. Aparte de que se volvería algo muy extenso no me atrevo a robarles el placer de sentir una experiencia multisensorial tan única como nos muestra en su historia Jeremy Bastian

Sin duda alguna son pocas las novelas gráficas que nos entregan esta magistral calidad. Si pueden leerlo en medios no físicos tengan por seguro que les encantará. Si por alguna razón y de puro milagro logran hacerse de una copia de pasta dura les aseguro que no se arrepentirán de la compra.

Cursed Pirate Girl es sin duda una obra que llegó para vestir de gala barroca al arte secuencial, pero no de la gala decadente de la corte de Luis XVI, es como si Jeremy Bastian hubiese por un momento vislumbrado la gloria de la que tanto hacen alarde sobre el Rey Sol también llamado Luis XIV y hubiese logrado plasmar un atisbo del idealismo estético que se perseguía en esa época.

Anuncios

Un comentario en “Secuencialidades Nerdgásmicas: Cursed Pirate Girl

  1. Y gracias a Alanis, he podido leer esta obra. que bueno en si como se ha comentado la historia en si no es la genialidad, pero es solida y para mi, lo que importa es que te relata algo, y en si el dibujo puede ser un poco diferente a lo que podemos estar acostumbrados, pero esta lleno de detalles y una gran viveza. Y si, deja con ganas de leer lo siguiente, esperando a que salga mas material de esta novela grafica, una recomendación garantizada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s