Editorial 14. La televisión educativa.

Editorial_14 2 v1.0

Creo que ya todos hemos hecho algarabía y compartido nuestra satisfacción tras haber recibido a Paul Zaloom en la Unam y en el parque de Chapultepec en la ciudad de México. Para los que no se acuerdan  de quién es Paul Zaloom es mejor conocido como Beakman. Es evidente que este editorial obedece a este gusto que nos dio a los que pudimos verlo aunque fuera por televisión o por transmisión digital. Pero hay un asunto relacionado que a todos nos interesa.

En un editorial anterior remarcábamos el hecho de que la televisión se ha degradado poco a poco en su contenido y que esto se relaciona directamente con las tendencias del su mismo público. Pero si en un país como México queremos tanto a un actor que se dedicó a enseñarnos ciencia y somos tantos los que aprendimos de él… ¿Porque se hacen cada vez menos este tipo de programas?

beakman_fuera

Quizá los niños de hoy temen a los hombres vestidos de rata.

Es necesario hacer una diferencia entre la televisión educativa y la documental. Si bien ambas tienen como objetivo enseñar a los televidentes y darnos información, la educativa se distingue por estar dirigida a las personas en años escolares a diferentes niveles y en muchos casos busca ayudar con el éxito escolar. Para ser claros, aunque nos informan y divierten, los documentales de animales, e incluso el buen contenido del History Channel no entrará en este análisis. Pues están dirigidos a públicos de mayor edad y no son propiamente coadyuvantes de la educación formal.

Me ha tomado mi buen tiempo el indagar que clase de contenidos están disponibles hoy en día para los pequeños en los canales especializados. No es que haya muchos y los que hay son más que nada dirigidos a niños muy pequeños y su contenido es casi nulo. Son simplemente programas de aventuras o de día a día pero extremadamente censurados. Parece ser que la histeria que heredamos de aquella libertad de contenidos en los 90 ha afectado lo que se piensa que es aceptable para los pequeños. De entre los programas realmente educativos que pude encontrar al aire la mayoría son repeticiones de los mismos que veíamos en nuestras infancias, pero no los mejores precisamente. La longevidad de Barney el Dinosaurio raya en lo curioso o lo haría de no ser por su evidente éxito comercial. Sin embargo los que lo recordamos, seguro nos gustaría que su contenido fuera más amplio, que enseñara cosas un poco menos elementales, el punto a su favor es que enseña buenos hábitos, aunque bueno, una vez más preocupa que siendo de lo mejorcito que hay (nunca creí que diría eso de esa masa morada) sea tan viejo como nosotros mismos.

Los que hoy somos ya mayores crecimos con algunos shows bastante pensados y otros no tanto, pero la variedad existía e incluso había producciones nacionales estupendas. Odisea Burbujas aprovechaba lo llamativo de sus personajes para enseñar la importancia de la ecología y al mismo tiempo, historia y varios principios científicos como densidad y flotabilidad mientras el Ecoloco secuestraba a Arquímedes.

ecoloco

“tus sucios planes” nunca fue tan literal.

En 1979 existía en televisa un programa llamado “el tesoro del saber” un programa claramente dirigido a los más pequeñitos, estaba lleno de títeres, botargas y gente disfrazada. Y a través de canciones y un pequeño guion para darle sabor, enseñaban desde los átomos hasta los eclipses.

hqdefault

Cuando los chícharos cantan con los frijoles, o es ciencia de la buena o esquizofrenia de la mala.

 La pura canción tiene un gran valor educativo y formativo:

Extraño a Don Biblioteco y a Panfleto, eran como el Beakman y Lester de mi primer infancia.

De los programas de mas allá de la frontera, existen shows muy antiguos como el Mundo de Beakman, Plaza Sésamo, y otros no tanto como Lazy Town. al ponerme a revisar contenidos, veo que Plaza Sésamo es poco menos que perfecto para preescolares que pueden aprender los números y letras sin necesidad de conceptualizarlos y conceptos muy básicos gracias a Archivaldo, Elmo y hasta Abelardo (que siempre me cayó mal xD). Lazy Town también, pero mucho mas formativo que informativo pues se enfoca en valores, y el mundo de Beakman es ideal desde la secundaria hasta la preparatoria. Mi pregunta es: ¿Ya no se hacen programas así?

Tras mucho buscar no pude encontrar programas recientes con un contenido similar. Existen muchos documentales, pero están dirigidos a audiencias maduras y no pensados para ayudar a los peques en edad escolar. y a lo que están expuestos en canales como Discovery Kids, son solamente programas muy censurados y sencillos que pretenden con poco éxito inculcar valores. Dora la exploradora podrá ser exitosa y promover el respeto racial muy a su manera, pero su contenido casi no existe. Si Plaza Sésamo es recomendado para preescolar dora parece para cualquier niño antes del destete.

Otro show mas viejo pero tampoco tan bueno eran los teletubbies. No me crean si no quieren, pero estoy seguro de que esa cosa retrasa el proceso de aprendizaje del habla. (Y logra que los padres olviden lo que ya saben).

Teletubbies-Group2

de cual fumaron?

Ya hemos analizado el círculo vicioso que degrada los contenidos en un medio. Entre mas se vean las cosas malas, mas se hacen, y mas las vemos. El propio Paul Zaloom en su visita a México confesó que las televisoras no querían pasar su programa, eran obligadas por el gobierno a dar espacios a la ciencia y a la educación. Y además que en su tierra, Paul no es recordado con tanto cariño ni celebrado como aquí, teorizo que Juan Alfonso Carralero tiene que ver con eso, al igual que con Don Gato un buen doblaje pudo popularizar un programa mucho más en nuestro país que donde surgió.

La cosa está difícil para los padres de la nueva generación, los pequeñitos no tendrán a la ciencia tan a la mano ni estarán tan motivados a aprender sin estos shows, existen otras alternativas, pero tampoco en otros medios existen una gran variedad de buenos contenidos para niños. Es posible que me equivoque y no haya buscado en los lugares correctos, si es así agradecería a quien tenga enlaces a la información, o mejor aún a los programas, me los pueda hacer llegar para complementar este, el editorial que mas trabajo me ha costado y me seguirá costando, pues aunque ya esté para leerse, aún pienso trabajar en él usando el feedback de los lectores.

No concluyo, esto no se ha acabado, pero remato recordando que programas con buenos valores formativos como Phinneas y Ferb o My Little Pony Friendship is Magic, no resultan suficientes como material educativo, aunque tengan un alto valor de entretenimiento.

20842

“are you not entertained?”

Anuncios

2 comentarios en “Editorial 14. La televisión educativa.

  1. Por ahora el unico programa que recuerdo que sea educativo como tal es Discovery en la escuela, que sería como para secundaría y prepa, están muy completos y bien explicados, estando en la universidad una vez me tope con uno que explicaba loa angulos que si lo hubiera visto en la prepa me hubiera ayudado mucho, además trae preguntas y enlaces para checar al final, aunque la verdad tambien ya son algo viejos y tediosos, sino te interesa el tema te aburriras en 5 minutos. Sale en discovery channel de lunes a viernes a las 9 o en Youtube lo encuentas tambien, he aqui un ejemplo http://youtu.be/mcloQQrm9Wc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s