Editorial 14 parte 2. Educando con la televisión.

Editorial_14 1 v1.0

Tras ver el programa en canal 11 del IPn titulado: “Beakman: la ciencia es divertida” y de leer los amables comentarios de los lectores en las redes sociales, me dí cuenta que había descuidado un aspecto muy importante en mi investigación. La televisión que educa en forma mucho más sutil. No analicé el contenido educativo de la televisión infantil.

Es verdad, los programas de divulgación científica hechos meramente para educar escasean cada día mas, lo que nos queda hoy en día es mas que nada contenido formativo, sutiles mensajes en la televisión infantil que inculca valores.

en el último párrafo, si bien las califiqué de insuficientes ( y aún lo sostengo) dí 2 ejemplos de contenido formativo que se encuentra disfrazado de mero entretenimiento, el primer ejemplo, Phinneas y ferb me parece un gran desperdicio como programa de divulgación pues siendo que se trata de 2 niños aprovechando el día haciendo realidad sus fantasías mas locas a través de la ciencia, podría contener pequeñas cápsulas explicando los principios físicos que rompieron. Aún creo que los creadores pueden hacer un spin off con estos personajes de mayor provecho que entrevistar celebridades o conocer a los avengers.

phinbella-phineas-and-ferb-19077372-2000-1125

O podrían al menos resolver este plot point.

El otro Ejemplo, My little pony, que tiene una base de fans que me aterra y por ende lo mencionaré tan brevemente como sea posible, tiene mucho contenido formativo, en cuanto a valores pretende dar al menos una lección diaria y más de una vez los escritores han añadido un subtexto con aun lección aún mas valiosa. Por ejemplo en un episodio, una de las protagonistas aprende al multiplicarse con magia, que debe ser paciente y no pretender estar con todos sus amigos a la vez, pero si ponemos atención un par de escenas son suficientes para que nosotros aprendamos que no somos lo que los demás creen que somos a primera vista, y que aún si nadie sabe todo de nosotros, tenemos una identidad propia y no debemos dudar de ella. La serie, debo reconocer, al menos ciertos episodios, enseñan a niños pequeños formas morales y pacíficas de convivir y lidiar con la vida misma y sus propios defectos. No sé donde está el contenido que enseña a adolescentes a ser trolls de internet…

pinkie_pie_wants_hugs_by_orschmann-d4ar4gu

Aquí tienen una Pinkie dándoles un abrazo, ¿puedo terminar el artículo sin sufrir la ira del internet?

Y es pensando en estos ejemplos cuando recordé que hubo un pequeño gran genio que escondió una muy buena cantidad de ciencia y de datos y los puso en nuestra cabeza sin que nos diéramos cuenta, y ese gran genio es….

Animaniacs era un show con un contenido tan desorganizado y lleno de energía, que resultaba difícil saber cuándo nos estaban educando, Ni siquiera Yakko cantando cada palabra del diccionario, los países del mundo o los planetas. E incluso Wakko llegó a darnos una canción para recordar los 50 estados de USA, y los 3 a coro nos enseñaron sobre el lago Titicaca. Pero la cosa no quedó ahí, episodio tras episodio nos dábamos cuenta de que ahora sabíamos que Beethoven era sordo, nos habíamos aprendido un fragmento del discurso de Lincoln, o habíamos conocido algo de la vida personal de Einstein! ¿Quien es el genio ahora? Historia, geografía e incluso biología estaban escondidos entre los chistes groseros y divertidos de los hermanos Warner.

Y si tuviste suerte, seguro fuiste de los que como yo vio un programa también de Spielberg llamado Histeria!.

histeria variety copy

Los personajes históricos nunca fueron tan divertidos.

Pero una vez mas tenemos que reconocer que para encontrar los mejores contenidos, hay que remitirnos al pasado, incluso en Canal 11 quienes se sienten muy orgullosos de su barra infantil, reconocen que lo que hay es poco y no es muy conocido, el éxito de programas como Beakman, el Tesoro del Saber y Plaza Sésamo no se ha repetido en ya bastantes años.

De hecho, me dio gusto enterarme que habría una película de Peabody y Sherman, una caricatura creada para enseñar historia a través de las aventuras de un niño y un perro que viajan en el tiempo. Mi temor, y no creo que sea infundado, es que la película hecha en CGI no tenga la intención de educar sino solo entretener.

nt_13_peabody-y-sherman-2

Reconozco que me caía mal ese perro arrogante.

Los geeks que crecimos con este universo de material educativo y formativo tenemos la preocupación de qué vamos a dejar que vean nuestros hijos. La respuesta, aunque suene a comercial, es: NETFLIX.

En Netflix (u otros servicios de streaming) están disponibles contenidos mas viejos que en tv y de hecho mucho de lo que hemos hablado aquí forma parte de su colección infantil. En estos servicios tenemos un mayor control de lo que está disponible y podemos recomendar a los pequeños cosas muy buenas que no han envejecido. como dijimos en otro artículo: la ciencia exacta y la educación básica no quedan obsoletos, por eso muchos de nuestros favoritos siguen vigentes hoy en día.

Debemos también de buscar y adoptar todos los programas nuevos que ayuden a educar, hay unos pocos por ahí y seguro a alguien se le ocurrirá hacer otros en el futuro, mientras más las consumimos más querrán hacer. Puede que no podamos romper el círculo del consumo, pero podemos darle una buena dirección.

Ahora sí, esto es todo por este tema. Gracias a quienes le aportaron con su experiencia y opinión. en el próximo ya abordaremos algo más. Hasta la próxima.

Anuncios

Un comentario en “Editorial 14 parte 2. Educando con la televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s