[review] Ilusión nacional

ilusion-nacional

La cuarta película del directo Olallo Rubio es una fiel a su estilo, un documental histórico narrado en su propia voz y con muy evidente influencia del discurso que ya ha manejado en sus cintas anteriores y en sus podcast. Sin embargo, hay algo diferente esta ocasión, una pasión distinta.

Desde mas o menos los 10 años de edad, el futbol (fútbol, football, jurgol, soccer, como lo escriba está mal para alguien así que no molesten) al igual que muchos lectores que ya tengo el honor de conocer, ha sido cada vez menos relevante y ha caído paulatinamente de mi interés. Cuando converso con personas que los disfrutan siempre empleo el pretexto de que quedé ardido cuando el Necaxa se hizo el equipo local de Aguascalientes y perdió nivel y afición (y es en parte cierto xD). Hubo momentos en que solo podía ver este deporte como un distractor, y por cierto uno que creó distancias entre ciertos miembros de familias y sectores sociales. Pero quizá, solo quizá me faltó algo de visión. Pues yo mismo he encontrado en él grandes momentos y fuertes emociones.

¡¿Porque!? ¡¿Porque no pasan Eskaflowne por un partido?!

¡¿Porque!? ¡¿Porque no pasan Eskaflowne por un partido?!

Cuando escuché por primera vez sobre Ilusión nacional, conociendo de antemano el discurso ineludible del director (y narrador) esperaba encontrarme con una serie de datos duros sobre lo que ocurre con las sociedades y como han sido afectadas por el negocio futbolístico y la distracción de la afición…

Pero no.

Ilusión nacional es un documental histórico, narra todas y cada una de las veces que la selección nacional ha asistido al torneo mundial, así como otros ciertos momentos de gloria y de derrota. El discurso fuerte contra las figuras de poder está presente, pero no se apodera de la obra, está hecha para que los amantes del futbol sientan nostalgia y los que no somos fans, conozcamos algo mas, nos informemos y de paso recordemos que de un modo u otro, también nos sentimos movidos cuando todo un país, o todo el mundo se mueven, aunque sea un momento, y por una nimiedad, en la misma dirección.

Una de las mayores críticas que le han hecho al documental y en particular al director es que este documental no fue realmente filmado. Está compuesto de material televisivo compilado, editado y añadida una narración. Es una producción muy económica y relativamente sencilla. En lo particular no soy de los que piensan que se necesitan altos presupuestos, pero tras el último trabajo del director (Gimme the power) se extrañaron las entrevistas a los interesados y a los expertos en la materia, no es como si esas opiniones estuvieran ausentes, pero solo tenemos lo que ya ha sido emitido por televisión. Y la única opinión actual que tenemos a la mano es la del director. Y es en esta parte donde me parece que el documental falla en sus recursos narrativos. Por otra parte es interesante que se tome un tiempo para incluir footage de eventos paralelos al futbol que fueron relevantes en la historia, eso sí, el mensaje o discurso del documental no se aclara por completo sino hasta el mero final de la cinta.

¿Ven todas esas luces? Pos son de otra filmación. En esta fue todo edición.

¿Ven todas esas luces? Pos son de otra filmación. En esta fue todo edición.

Quien merece al menos una mirada escéptica es Javier Umpierrez “El argentino” con su maquetado de audio (base de todas las películas de Olallo Rubio) que a reserva de que alguien mucho mas conocedor que yo me corrija, suena prácticamente igual que el soundtrack de “Y tu cuanto cuestas?” en muchos momentos. Nada de malo hay en tener un estilo identificable, pero en mi opinión muy personal creo que no siempre era el sonido mas apropiado para acompañar la escena. Eso sí, muchos momentos dramáticos se vieron muy bien exacerbados por las tonadas. Aunque no fueron los mas.

Por lo regular siempre hallamos una muy buena compilación y en esta ocasión la forma de organizar los fragmentos de partidos, y opiniones de comentaristas y supuestos expertos resultó interesante al grado de hacerse jocosa. No faltan las imágenes mas fuertes (cosa que se agradece, la censura o la auto censura puede que ya estén llegando demasiado lejos en el documentalismo). Y cual partido en vivo, nos ofrece diferentes ángulos y repeticiones. Incluso cuando el tema se torna extremadamente serio.

El documental no es una glorificación del deporte o de la selección Mexicana, mucho menos de una o dos figuras famosas como lo han sido tantos otros (aunque creo que se habla un poquito de más sobre Hugo Sanchez) ni es lo opuesto. Es como puntualicé al inicio, histórico, nos narra los hechos y en ciertos casos nos hace revivir la emoción o la frustración. A pesar de sus fallas lo recomiendo a quienes gozan este deporte pues la nostalgia los hará disfrutarlo mucho. Pero sobre todo lo recomiendo a quienes como yo no conocen y no tienen interés en este deporte. Para que no olvidemos que muy a pesar de nuestra opinión, el deporte (no solo el futbol) es parte de la historia, ha ayudado a moldearla y puede que la entendamos mejor tras una mirada aunque no podamos ponernos la camiseta.

Anuncios

2 comentarios en “[review] Ilusión nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s